Blog

10 razones saludables por las que debes practicar yoga

10 razones saludables por las que debes practicar yoga

El yoga es un ejercicio estupendo para fortalecer los músculos, aumentar la flexibilidad y sentirse en paz y en sintonía con el universo. Esto ¿es cierto? Sí, lo es. Si bien, es mucho más que eso: es una práctica excelente para hacer que una persona coja confianza en sí misma, esté dispuesta a tomar riesgos y tenga la disciplina suficiente como para llevarlos a cabo.
Estos son algunos de los grandes beneficios que te puede ofrecer el yoga si estás todo el día en la oficina. ¡Empieza a practicarlos cuanto antes!

1. Tranquiliza la mente
Esto no quiere decir que el practicar yoga te vaya a convertir, de la noche para la mañana, en una persona pasiva. Todo lo contrario: es capaz de calmar el hervidero de pensamientos que atraviesan tu cabeza con el fin de relajar tu mente y, por lo tanto, tomar decisiones más acertadas, producto de la claridad y no de la presión.

2. Te proporciona enfoque
Practicar las posturas del yoga, meditar y seguir sus principios en tu rutina diaria ayudará a que te deshagas de toda la “basura” que habita tu mente y, por lo tanto, te dejará pensar con claridad. Poco a poco, verás cómo los pensamientos que te impiden avanzar se van transformando en vitalidad positiva y en una buena focalización.

3. Mejora tu postura
El yoga te enseña a adoptar una alineación correcta en tu día a día. Esto será de gran utilidad, sobre todo si pasas muchas horas sentado en frente del ordenador. Además, ayuda a fortalecer tus músculos y huesos, permitiendo tener una mayor conciencia de nuestro cuerpo y de cómo está posicionado en cada momento.

4. Favorece la concentración
Seguramente algún día hayas intentado realizar mil tareas y al final de la jornada laboral, con suerte, has conseguido completar una. Esto es lo más común que te pueda suceder en la actualidad: son tantos los pensamientos que recorren nuestra cabeza que prácticamente es imposible enfocarnos en uno solo.
Si eres una mujer constante en la práctica de la meditación y del yoga, rápidamente te darás cuenta cómo puedes dejar a un lado las distracciones y tu concentración aumenta marcadamente.

5. Alivia tensión de la espalda
Alivia tensión de la espalda, pero también de la mandíbula, del cuelo, las piernas, y los hombros y el resto de partes del cuerpo. Las posturas de esta filosofía – sobre todo aquellas que están dirigidas hacia el estiramiento – están diseñadas para que los huesos y los músculos, que suelen estar en tensión y contraídos, puedan lograr expandirse. Esto te proporcionará una gran sensación de bienestar tanto a corto como a medio plazo.

6. Mejora tu digestión
¿Creías el que yoga solamente te serviría a ser más flexible y a lograr una sintonía con el universo? Tenemos una gran noticia para ti: esta práctica puede llegar a actuar a niveles que jamás se te ocurriría imaginar. Algunas posturas están diseñadas específicamente para mejorar el sistema digestivo, aliviando los malestares ocasionados por el estrés o por el estar sentado a lo largo de todo el día.

7. Te llena de energía
Algunas personas creen que no hay mejor forma de comenzar el día que practicando yoga. Uno de los beneficios más populares de esta disciplina es que, a través de las posiciones y tácticas de respiración, se promueve el flujo de energía vital a lo largo de todo el cuerpo. De esta forma te sentirás más creativo y despierto, capaz de enfrentarte a nuevas situaciones.

8. Te vuelve más seguro de ti mismo
Una mujer emprendedora lo tiene muy claro: las relaciones dentro del trabajo, lo son todo. Si bien, para las personas que les cuesta relacionarse con las demás, conseguir una red de contactos laborales, puede ser muy complicado. El yoga es una práctica excelente que ayuda a aumentar la confianza en uno mismo, ya que poco a poco ves cómo mejoras tanto en el ámbito personal como profesional.

9. Favorece la intuición
Uno de las metas principales de la práctica de esta disciplina es el conocernos a nosotras mismas. Esto quiere decir: que adquiramos un grado de conciencia superior, al que solemos tener habitualmente.
Si hallamos un lugar donde podamos estar en silencio y en calma para realizar una buena introspección, podremos conectar con nuestra capacidad intuitiva. ¿Qué mejor que hacer caso a nuestra intuición para tomar decisiones en cada momento?

10. Evita que reacciones
Las mujeres que practican yoga aprenden a manejar sus emociones de forma eficaz, en lugar de dejarse dominar por ellas. Canalizan sus emociones y saben que la situación que está sucediendo no deben tomarla como algo personal, y que sus acciones tienen determinados efectos.
El yoga es una práctica que ayuda a gestionar el control sobre estas sensaciones, por lo que en lugar de reaccionar de forma desmesurada, podrás tomar el control de la situación. No suena mal, ¿a qué no?

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR