Blog

9 cosas que nunca deberías hacer después de entrenar

9 cosas que nunca deberías hacer después de entrenar

9 cosas que nunca deberías hacer después de entrenar

Acabas de terminar tu rutina deportiva y te sientes feliz pero lo que hagas después de acabarla es tan importante como la propia rutina.  Toma en cuenta estas nueve cosas que nunca deberías hacer una vez que terminas tu entrenamiento.

No hacer tu vuelta a la calma. La última cosa que quizás quieras hacer después de una carrera de 5 kilómetros es caminar otros cinco minutos. Pero este proceso ayudará gradualmente a que el ritmo cardíaco se normalice, impedirá la acumulación de líquidos en los miembros y reducirá el sentimiento de fatiga.

Saltarte el estiramiento. Tomarse un momento para estirar después de entrenar te ayudará a que tus músculos se restablezcan, dándole el máximo beneficio a tu ejercicio. Además, estirarte también ayuda a reducir el dolor muscular y la rigidez.

No comer. Hagamos una pausa aquí: esto no significa que te vas a comer unas patatas fritas camino a casa. Pero es importante comer algo con proteínas dentro de la hora siguiente a terminar tu entrenamiento. Tu cuerpo necesita la energía para repararse y reponerse a sí mismo.

Olvidar tu botella de agua. Tu cuerpo necesita reponer el agua que pierdes durante tu entrenamiento para mantenerse hidratado, así que asegúrate de tomar dos o tres vasos de agua en las horas después del término de tu entrenamiento. Recuerda, el agua es vida.

Tomar una bebida deportiva. Se comercializan como la bebida perfecta para consumir después de un entrenamiento, pero a menos que hayas corrido una maratón, las bebidas deportivas no son recomendables porque tienen mucha azúcar y calorías. Mejor quédate con el agua, o añade un poco de agua de coco si estas realmente preocupada por los electrolitos.

Tocar tu cara. ¡Manos lejos! Restregarte los ojos o tocar tu cara después de entrenar puede expandir las bacterias con las que has entrado en contacto mientras entrenabas en el gym. Lávate las manos, limpia tu cara con una toalla y limpia las máquinas de ejercicios después de usarlas.

No registrar tu progreso. Llevar un registro de tu entrenamiento es la mejor manera de monitorizar tu progreso, te ayuda a determinar dónde no avanzas y te mantiene motivada. Si hiciste 20 sentadillas el mes pasado, eso significa que puedes hacer 25 este mes. Si no quieres usar lápiz y papel, hay muchas aplicaciones para teléfonos muy útiles.

Quedarse con la ropa sudada. Esos pantalones de yoga que seguro son súper cómodos, pero que sudados pueden hacer que contraigas infecciones o acné corporal. Dúchate y cámbiate tan pronto como puedas, y si tienes que hacer cosas después del gimnasio, mantente lejos del algodón, ya que atrapa la humedad.

No dormir. Es importante tener una buena noche de descanso después de un entrenamiento intensivo, ya que ahí es cuando tu cuerpo comienza a sanar y a desarrollar músculos fuertes. ¡Adelante, métete bajo sabanas!

Seguro que ya sabes que no debes hacer después de un entrenamiento

Edith Gómez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR