Blog

Algunos trucos para aligerar las comidas

Algunos trucos para aligerar las comidas

Una vez pasadas las Navidades, y a falta de comernos aún el Roscón de Reyes, es momento de hacer balance de los daños (en otras palabras, de pasar por la báscula) y de tomar medidas para recuperar la línea y volver a la normalidad. Por un lado retomaremos nuestra rutina de entrenamientos… que generalmente en estas fechas también se ve trastocada; y por otro lado, retomaremos una alimentación normal, una vez pasados los banquetes de celebración. Pero si has ganado algún kilo, es momento de cuidar especialmente lo que comes para que desaparezca cuanto antes de la forma más saludable posible. No estamos hablando de hacer dieta, sino de tomar comidas un poco más ligeras de lo habitual. Con estos trucos para aligerar, recuperarás la línea de forma saludable, sin darte cuenta.

Vapor y plancha

Di adiós a los fritos y a los alimentos rebozados. Apuesta por el vapor, ideal para cocinar verduras, pero también pescados y carnes si recurres al papillote. Y, por supuesto, recupera la plancha para preparar cualquier alimento casi sin aceite.

Verduras

No excluyas ningún alimento en tu dieta. Pero procura que las verduras sean las protagonistas de tu menú. Son tan versátiles que las puedes cocinar de mil y una maneras para no aburrirte nunca. Incluso si vas a preparar una carne o un pescado como plato principal, prepara una verdura como primer plato o como guarnición. Así evita las guarniciones a las que en demasiadas ocasiones recurrimos, como las patatas fritas. Apuesta por verduras salteadas o por ensaladas.

En plato pequeño

No es ningún mito. Está demostrado que el efecto óptico que provoca la comida sobre el plato altera nuestra percepción de lo que estamos comiendo y de la sensación de hambre. Si tomamos una ración de comida servida sobre un plato gigante… tendremos la sensación de que podríamos repetir y comer un poco más. Pero si esa misma ración se presenta en un plato pequeño, al terminar, tendremos una mayor sensación de saciedad.

Salsas ….y salsas

Hay numerosas salsas que se elaboran a partir de nata o de mayonesa. Ni siquiera tienes que renunciar a ellas… Tan solo tendrás que estrujarte un poco la cabeza y buscar alternativas. Existen riquísimas alternativas que se pueden preparar de forma mucho más ligera. Por ejemplo, sustituye la nata de un plato de pasta por leche evaporada, la mayonesa de una salsa por yogur, y sustituye el aceite de una vinagreta por salsa de soja.

Caldos desgrasados

Que des prioridad a la plancha y el vapor como técnica básica para cocinar, no significa que tengas que renunciar a un plato de cuchara que tanto apetece en estos días de frío, o a una carne guisada. Eso sí, prepáralos siempre a partir de caldo casero, ya sea de carne o ave. Elabora con antelación tus caldos caseros, enfríalos en la nevera para poder desgrasarlos antes de usar en otra elaboración. La diferencia calórica es notable.

De postre, fruta

Este fin de semana… aún nos falta el Roscón de Reyes. No renuncies a él que está riquísimo. Pero después… olvídate de los turrones y mazapanes y toma fruta de postre. Si eres de esas personas a las que les gusta tomar postre más elaborado y se cansan rápido de tomar una pieza de fruta después de las comidas, ¿Por qué no preparas una macedonia de frutas, o un pudin también con frutas?

Demos la vuelta al día

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR