Blog

Alimentación para mejorar la velocidad

Alimentación para mejorar la velocidad

Alimentación para mejorar la velocidad

Usain Bolt tiene debilidad por el pollo frito, concretamente por las alitas de pollo rebozadas. Asegura comerlas casi a diario, además de otros platos como el cerdo jerk, un guiso muy tradicional de Jamaica elaborado con carne de cerdo muy especiada y muy picante. Tal vez el hombre más rápido del mundo se pueda permitir esta dieta… pero nosotros, los mortales de a pie, debemos cuidar mucho nuestra alimentación si queremos mejorar nuestras marcas. Cada bocado cuenta… y puede significar un segundo arriba o abajo en nuestros tiempos.

En el entrenamiento de carrera no basta con conseguir una gran resistencia –que también es fundamental-. Lo normal es que, además, queramos mejorar nuestra velocidad, sobre todo si no corremos por puro placer, sino que aspiramos a competir. Y tu alimentación te puede ayudar a correr más rápido y, por tanto, arañar unos segundos al crono.

Aquí van algunos consejos básicos para llevar una nutrición adecuada en los entrenamientos de velocidad:

Grasas… el mayor freno del deportista

Mantenerte alejado de las grasas y, en general, mantener tu peso a raya, es el mejor consejo, o al menos más básico, si quieres ganar velocidad en carrera. El entrenamiento de un velocista no ayuda a quemar las grasas tanto como el entrenamiento de resistencia, de modo que hay que evitar su ingesta. Las grasas no quemadas, no hacen más que hacernos ganar peso innecesario que actuará como un lastre en carrera.

Proteínas, el mejor amigo del velocista

La velocidad es fuerza, y las proteínas son fundamentales para que la musculatura del velocista se recupere y se formen con rapidez nuevas fibras musculares. Esto nos ayudará a ganar velocidad y a prevenir lesiones. La dieta cuando queremos ganar velocidad en el entrenamiento debe ser especialmente rica en carnes magras: pechuga de pollo sin piel, pavo, huevos, pescado y, con moderación, ternera y las partes más magras del cerdo. Estas carnes proporcionan la proteína necesaria para reparar y construir los tejidos del cuerpo ‘rotos’ durante los entrenamientos.

¿Carbohidratos?, de absorción lenta

¿Y cuáles son esos carbohidratos? Pues muy sencillo, recuerda esta norma: todos los que no hayan pasado un proceso de refinado. Vía libre a la hora de tomar verduras, frutas y cereales integrales. Y un poco más de cuidado con los cereales refinados ya sean pastas o arroz. Y mucho cuidado con el azúcar. Además de la norma general, hay otros carbohidratos no refinados que también conviene controlar, como la patata. En su lugar, sustitúyela por boniato.

¿Significa esto que si quieres ganar velocidad no debes comer patatas ni pasta? No, lo que significa es que no deberían pesar más de un 12 o 15% de tu dieta… mientras que los cereales integrales y las verduras deberían representar el 50% de tu dieta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR