Blog

“De mis primeros 10 kilómetros a mi primera media maratón en menos de un año”

“De mis primeros 10 kilómetros a mi primera media maratón en menos de un año”

A pesar de haber practicado diferentes deportes desde la infancia, hará cosa de un año empezó mi historia con el Running. Normalmente solía salir sola a correr y no más de 30 minutos, hasta que un compañero de trabajo me propuso un reto, Carrera de “Ilumina la noche” en Móstoles, mis primeros diez kilómetros,” si haces cinco haces diez” me decía, “apúntate a la de diez”. Y a mi, que me hace falta poco para lanzarme, no lo dudé. Empecé a entrenar con compañeros y a ver mi resistencia y capacidad de preparación, ahí me dí cuenta que lo que hace que tus piernas se muevan es tu mente, y ese objetivo que te pones, cuando crees que tus fuerzas se agotan, tu mente alimenta a tus músculos y sólo piensas en cumplir tu reto.

Consigues terminar tu primera carrera apurada, pero feliz y con sensaciones nuevas, porque ya no se trata de ganar o perder, se trata conseguir tu objetivo. Y con ese conjunto de sentimientos, no sabes de qué modo estás pensando en la fecha de la siguiente carrera, hasta que un día de marzo, decides probarte en medio maratón. Surgió repentinamente y sin pensarlo demasiado, (si lo hubiera hecho ni lo habría intentado), aunque he de decir que también fue por empujón de compañeros de trabajo.

Medio Maratón de Madrid, sin darme cuenta estaba a las cinco de la mañana desayunando para que el cuerpo lo fuera asimilando. A las 9 había un ambiente tremendo en la Puerta de Alcalá, yo tranquila, sin presión, “solo voy a probarme”,” cuando me canse”,” me retiro”. Me retiré sí, pero en la meta, una vez que comienzas una carrera sientes que tienes que conseguirlo, pasas los 10 kilómetros, y llegas a los 15 , y entonces sientes que ya no te puedes retirar, tienes que terminar, tus fuerzas se agotan en los 2 últimos kilómetros que son de subida, esto no tiene fin, piensas, pero la gente te anima y tú te vienes arriba, y ya si que no puedes tirar la toalla, porque para tí ni existe. Y de repente, estás en la meta, con un objetivo que ni siquiera te habías marcado, no importa tiempo, sólo que has terminado y te sientes feliz.

No llega al año que comencé los entrenamientos y sin embargo fijaos hasta donde se pude llegar si una se lo propone. Me gustaría transmitiros que si queremos podemos conseguir cualquier reto; hacerlo como mejor os sintáis, solas o con amigos que tiren de vosotras para evitar las escusas. Que no alarguemos más ese “el lunes empiezo” y que nos marquemos objetivos que conseguir, pero nunca metas, porque sólo tu mente conoce tus límites.

Y anima también a los que estén a tu alrededor, ya no se trata de guardar la línea, esto es un modo de vida, de sentir la necesidad de practicar deporte y sentirse bien contigo misma.

Gracias a Manu por empujarme al reto, y a la pequeña familia de runners que hemos formado desde entonces.

Nos vemos sobre césped, arena, asfalto o parquet, pero siempre con las deportivas puestas!

 

María Gómez.                                                                                                                                                                           Responsable de tramitación y formación en Grupo Correos

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR