Blog

El cerebro también se ejercita

El cerebro también se ejercita

El cerebro también se ejercita

En nuestro cerebro hay 100 mil millones de neuronas conectadas que son el resultado de 600 millones de años de evolución del sistema nervioso. Si tenemos en cuenta que el envejecimiento de la población en los países desarrollados debido al aumento de la esperanza de vida es un hecho, no es extraño que la ciencia y la medicina tengan como uno de sus principales retos, solventar los problemas derivados del envejecimiento del cerebro. A partir de los 60 años todos nos enfrentamos a un deterioro cognitivo, cuyo peor exponente es el Alzhéimer.

Pero la disminución de la función mental no es inevitable. Los adultos pueden crear neuronas adicionales en el cerebro para ayudar a compensar las que se van perdiendo poco a poco a medida que avanzaba nuestra edad.

Según numerosos estudios el cerebro, al igual que el resto del cuerpo, también debe y necesita ser ejercitado, para que los millones de neuronas y sus conexiones, tengan un funcionamiento más óptimo.

Según un estudio publicado por la revista Neurology, las personas que entrenan su cerebro, retrasan el rápido declive que se produce en la memoria a partir de los 60 a 70 años.

¿Pero qué tipo de ejercicios podemos hacer para entrenarlo?

Lee:  Lee todo lo que caiga en tus manos, pero hay que tener en cuenta que cuanto más difícil sea el texto más estarás haciendo trabajar a tu cerebro.

Socializa: Apúntate a actividades colectivas que te permitan hablar con la gente sobre temas que te estimulen, política, sociedad, deportes.

Aprende un nuevo idioma.  Esto ejercita la parte de tu cerebro que almacena la información del idioma, incluso te hace mejorar al hablar tu propio idioma.

Apaga la TV. Si quieres evitar que tu cerebro se pare, lo primero que tienes que hacer es apagar el televisor o si la enciendes ver programas que te obliguen a analizar lo que está pasando en la pantalla y a utilizar el cerebro.

Cambia la mano dominante Por ejemplo cepíllate los dientes o coge el vaso con la mano contraria a la que lo haces habitualmente De esta manera estarás estimulando la parte del cerebro que estimula tus músculos.

Come sano y haz actividad física.  Si quieres mantener tu cerebro en buenas condiciones, come una dieta saludable rica en proteínas y ácidos grasos omega 3 para. El ejercicio físico además de mantener tu cuerpo sano, aporta un mayor flujo de sangre al cerebro suministra oxígeno y nutrientes fomentando el crecimiento de nuevas células cerebrales.

Hidrátate. Hidratarnos con agua mejora nuestro rendimiento cognitivo. Por el contrario, la deshidratación repercute en el rendimiento intelectual, provocando lentitud del pensamiento y de los reflejos.

Duerme bien. Mientras duermes, tu cuerpo elimina las toxinas de tu cerebro. Si quieres proteger tu cerebro, asegúrate de dormir las horas necesarias..

Movewoman

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR