Blog

¿En qué se diferencian los cereales integrales de los cereales refinados?

¿En qué se diferencian los cereales integrales de los cereales refinados?

El consumo de cereales es un tema que trae grandes debates: algunos opinan que es un alimento saludable e imprescindible en nuestra dieta y mientras que otras personas lo demonizan como si habláramos de un veneno.

¿Quién tiene la razón? Y… ¿sería lo mismo un cereal integral y uno refinado?

Descubre toda la información que necesitas sobre este polémico alimento y aprende cuáles son las principales diferencias entre los diferentes tipos de cereales.

Por Nutrición Sin Más

Los cereales son las semillas de las plantas y denominadas cereales.

Son pequeños granos secos, aptos para el consumo humano que también funciona como cebo para el ganado.

Los cereales de mayor consumo en la actualidad son, el trigo, el arroz y el maíz, pero hay una gran variedad, entre los que se incluyen el centeno, la cebada y la avena.

Asimismo, hay un tipo de cereal que no es cereal exactamente, pero es preparado y se consume de igual manera. El trigo sarraceno y la quinua pertenecen a este grupo denominado pseudocereales.

En último lugar, los cereales son usados como ingredientes para la elaboración de centenas de alimentos como la harina, el pan, la pasta, también como una gran cantidad de alimentos procesados como la bollería y las galletas.

Cereales integrales

Los cereales integrales mantienen todas las partes del grano que naturalmente contienen:

  • El endospermo: parte más grande que contiene carbohidratos y proteína.
  • El germen: núcleo del grano donde se concentran la mayoría de los nutrientes.
  • El salvado: lo que envuelve el grano, rico en fibra.

Por este motivo, todos los nutrientes encontrados en el grano, como el selenio, el hierro, el manganeso, la fibra y las vitaminas, dotan al cereal de un valor nutricional importante con grandes beneficios para la salud.

breakfast-698532_1280

¿Por qué son saludables los cereales integrales?

  1. Aumentan la longevidad

Ingerir cereales integrales disminuye el riesgo de muerte por enfermedades del corazón en 15 % y de muerte súbita en 9 %.

  1. Reducen el riesgo de obesidad

Se ha comprobado que las personas que consumen cereales asiduamente, tienen menos probabilidades de padecer obesidad y tener obesidad abdominal.

  1. Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Se ha contemplado un riesgo de enfermedades del corazón hasta 30 % menor en personas que ingieren una gran cantidad de cereales integrales.

  1. Reducen el riesgo de cáncer de colon

El consumo de cereales integrales está vinculado con un riesgo 17 % menos de padecer cáncer de colon.

Cereales refinados

Los cereales refinados son sometidos a un procesamiento en el que les es retirada la parte más nutritiva, es decir, el germen y el salvado.

De esta forma, un cereal refinado solo conservará el endospermo, y por ello solamente es rico en proteínas y carbohidratos.

Por este motivo, son consideradas calorías vacías ya que apenas tienen nutrientes, y están repletos de calorías.

Usualmente, los cereales refinados son enriquecidos con vitaminas y cereales para contrarrestar la eliminación de nutrientes naturales.

corn-syrup-563796_1280

¿Por qué son nocivos los cereales refinados?

  1. Provocan picos en la glucosa en sangre

Como no contienen fibra, su absorción y digestión es muy rápida y esto hace que la glucosa en la sangre se incremente y disminuya de forma brusca, lo que es traducido como antojos y hambres al pasar unas horas.

  1. Aumentan el riesgo de obesidad

Se ha comprobado que la capacidad de los cereales refinados de incrementar el apetito y las ganas de comer a deshora se vincula con un incremento en el peso.

  1. Aumentan el riesgo de diversas enfermedades

Una gran cantidad de estudios han conseguido una relación fuerte entre el consumo de cereales refinados y el incremento de la resistencia a la insulina, como también un riesgo mayor de desarrollar enfermedades del corazón o diabetes.

Aspectos negativos de los cereales

Todos los cereales nos brindan enormes cantidades de carbohidratos, factor de riesgo para personas con síndrome metabólico o diabéticas.

Algunos cereales, sean refinados o integrales, tienen gluten, sustancia que usualmente causa sensibilidad o intolerancia.

Igualmente, algunos cereales también son ricos en FODMAP, carbohidrato vinculado a los trastornos digestivos.

En último lugar, los cereales también contienen antinutrientes, sustancias que dificultan la digestión y absorción de distintos tipos de nutrientes, minerales en su mayoría.

¿Conclusión?

Sin duda alguna, los cereales integrales son la opción saludable en esta polémica. Sin embargo, también tienen defectos y habrá muchas personas para quienes los cereales integrales son perjudiciales para la salud.

Evalúa tu situación y sé tú mismo quien tome la decisión de consumir cereales como parte de tu dieta.

Por supuesto, no son imprescindibles y sus nutrientes también pueden conseguir en otros alimentos, pero en ellos los conseguirás todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR