Blog

Las 7 leyes fundamentales para hacer (bien) la compra

Las 7 leyes fundamentales para hacer (bien) la compra

Algo tan sencillo como ir al mercado o a tu tienda habitual para hacer la compra y tener la nevera y la despensa bien surtidos… puede convertirse en una aventura más peligrosa que un safari a pie por la sabana africana. Los peligros que acechan son numeroros: caer en los caprichos poco saludables, comprar más de lo necesario (lo que abunda en el desperdicio de alimentos) o gastar mucho más de lo necesario.  Sigue estos consejos… y para llevar una alimentación sana y variada, y ahorrar al mismo tiempo.

Planifica los menús semanales

Planifica qué vas a comer a lo largo de toda la semana… para que la alimentación de toda la familia sea equilibrada piensa en un plato de legumbres como mínimo, carne, pescado, verduras… y enlaza los ingredientes  de unos y otros para evitar el desperdicio. Aún así, se flexible y deja alguna noche la cena en blanco, para ir improvisando a lo largo de la semana alguna cena con las sobras que se van generando.

  1. La lista de la compra

La lista de la compra es más necesaria de lo que parece, te ayudará a comprar exactamente lo que necesitas, a no caer en tentaciones ni caprichos, y a que no se te olvide nada. Tomate tu tiempo a la hora de elaborarla… y hazla comprobando lo que tienes en la nevera y la despensa. Se riguroso y no te salgas de esta lista… pero al mismo tiempo, se flexible con algunos productos, especialmente los frescos.

woman reading her shopping list in the supermarket

  1. No compres con hambre

Parece otra frase hecha… pero no. Está comprobado. Si compras con hambre volverás a casa con el carrito de la compra lleno de chucherías, caprichos y productos calóricos. Por muchos que confíes en tu fuerza de voluntad… ¡créenos!, está demostrado.

  1. Elige productos de temporada

¿A quién no se le van los ojos y se le hace la boca agua cuando ve unas cerezas en febrero? …pero hay que sobreponerse y pensar que ni serán las mejores cerezas del mundo, y además las pagarás a precio de oro de 24 kilates… mejor esperar a junio, cuando comienza la temporada. Sigue este mismo consejo con todos los productos estacionales.

productos de temporada

  1. Evita las compras de un producto

No hacer una lista de la compra o no hacerla bien se terminará convirtiendo en la pesadilla que se muerde la cola y que que no te deja ahorrar. Además de comprar cosas innecesarias, siempre olvidarás algo. Y no hay nada peor que ir a hacer la cena y comprobar que no tienes harina para rebozar, o que se te han acabado los huevos. Los olvidos te llevarán a ir a comprar a toda prisa un producto… irás al comercio más cercano, muchas veces más caro, y además de comprar aquel producto a por el que ibas… saldrás con tres o cuatro cosas más.

  1. Intenta evitar los olvidos y las compras de un producto

Darte cuenta de que olvidaste comprar azúcar y bajar a por un paquete te llevará con mucha facilidad a ir al comercio más cercano (y posiblemente más caro) y volver a casa con cuatro o cinco cosas más. ¡Evítalo!

  1. Calcula los precios por unidades

Calcula siempre a cuánto sale la unidad, o a cuanto está el kilo… ¡es la mejor forma de comparar precios y saber cuándo un producto es caro o está bien de precio!

  1. ¿Marcas? No, gracias

Los productos de marca blanca ofrecen una calidad excepcional y sus precios son siempre menores… ¡no lo dudes! Deja las marcas para las zapatillas deportivas y los vaqueros, pero olvídalas a la hora de llenar tu nevera.

Demos la vuelta al día

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR