Blog

¡Una vez al año, no hace daño!

¡Una vez al año, no hace daño!

¿Cuántas veces te han invitado a comer, o a tomar algo y has tenido que decir que no por miedo a caer en la tentación? Nunca jamás de los jamases deberías sacrificar tu vida social por miedo a sumar unas cuantas calorías  en tus cartucheras. Por eso, y porque sabemos lo complicado que es resistirse a tomar algún que otro piscolabis durante el verano, te vamos a dar unas cuantas nociones sobre lo que debes y lo que no debes comer cuando vayas al chiringuito de la playa.

Para empezar, deberías saber que 50 gramos de sardinas en aceite de oliva (en lata) tienen la mitad de calorías que la misma cantidad de patatas fritas. Así que si te ponen un platito de patatas de aperitivo, ya sabes lo que NO tienes que comer. Para que te hagas una idea, una bolsa grande de estas patatas, tiene unas 1000 calorías, y por desgracia, en media hora de carrera, tan sólo quemarás 400. ¿Qué piensas hacer con las 600 calorías restantes? ¡Tendrás que seguir corriendo! Y sabemos que eso no te emociona demasiado, así que ponle remedio.

¿Qué te invitan a desayunar y no sabes qué pedirte? ¡Muy fácil! Un yogurt desnatado con unas nueces tiene la mitad de calorías que cualquier otro postre lácteo, como pueden ser las natillas o el arroz con leche. Y si tienes mono de bollería industrial, piensa que una brocheta de frutas con queso fresco desnatado tendrá hasta tres veces menos calorías que un bollo suizo. Así que, piensa: ¿Realmente te compensa darte el capricho?

Así que lo mejor será comer fruta en cualquiera de sus variantes: en dado, pelada, sin pelar, en zumo, en batido… Y, por supuesto, los lácteos desnatados serán tu mejor aliado cuando llegue el momento de la merienda. Un yogurt, o un vaso de leche fresquito no sólo nos quitarán el hambre, sino que además nos salvarán de caer en la tentación de comer algo mucho menos saludable.

Y si se da la ocasión, ¿Por qué no pedir unos ricos encurtidos? O a lo mejor lo tuyo son más los mejillones, los berberechos o las sardinas. Están riquísimos, son alimentos super saludables, y no tienen tantas calorías como otros aperitivos.

Eso sí, debes conocer nuestros “Listado de Snacks Prohibidos”, para que cuando te vayas a pesar a la báscula, no te lleves una sorpresa. Estos alimentos no sólo tienen un alto valor calórico, sino que además apenas nos aportarán nutrientes. En esta lista se encuentran los zumos envasados, las patatas fritas, y la bollería industrial. ¿Tampoco es tan extensa la lista no?

Pero como sabemos que esto no es nada fácil y que tarde o temprano acabaremos cayendo en la tentación (es inevitable, todos hemos caído al menos una vez durante el verano), te recomendamos que lo hagas a media mañana o a media tarde. ¿Por qué? Si picoteas algo entre horas, reducirás tu ansiedad, y llegarás a las comidas principales con menos hambre. De esta forma no devorarás lo que te pongan en el plato. Y además activarás tu metabolismo, tal y como vimos en el post de la semana pasada de nuestro blog.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR